Noticias

Volver

Hoy Cumpliría 50 Años Patricia Teherán, La Diosa Del Vallenato

Fuente: El Tiempo https://www.eltiempo.com | Fecha: 2019-06-10 | Visitas: 5026

Hoy Cumpliría 50 Años Patricia Teherán, La Diosa Del Vallenato

A Patricia Teherán (1969 - 1995) le bastó una carrera breve -de 1988 a 1995- para dejar una huella en el vallenato. Tanto que a 24 años de su fallecimiento, aún no ha despegado otra artista femenino que haya tenido su alcance y la relevancia nacional que tuvo la intérprete, con canciones como Tarde lo conocí, Me dejaste sin nada o Todo daría por ti.



Los comienzos en Las Musas
Teherán, nacida en Cartagena, cumpliría 50 años este 10 de junio. Y todavía hoy las canciones que grabó primero con Las Musas del Vallenato y luego con Las Diosas del Vallenato siguen sonando en las emisoras.

La voz de la cartagenera fue un hallazgo de la acordeonera santandereana Chela Ceballos. Ceballos venía a contracorriente, dedicándose a un ejercicio musical que parecía exclusivo de los hombres y de alguna osada, que por lo general no era bien valorada.

Descubrió en Teherán una voz para su proyecto, Las Musas del Vallenato. La misma Ceballos, fallecida hace pocos años, contaba que le enseñó a Teherán a pulir su voz.

Juntas grabaron tres álbumes que fueron poniendo a Teherán en el camino del estrellato del vallenato -en una época en que Diomedes Díaz y El Binomio de Oro todavía se disputaban el protagonismo en el género y el sonido romántico empezaba a impregnar el ala comercial de este folclor-.

Ellas eran el único grupo femenino vigente. Grabaron tres discos: Con alma de mujer (1990), Guerreras del amor (1991) y Explosivas y sexys (1993). Como dato curioso, solo una de las canciones presentes en estos álbumes era firmada por una mujer.

La historia de Tarde lo conocí

La separación entre Patricia y Chela se dio después del tercer disco. Parte de las integrantes del conjunto se fueron con Patricia para conformar Patricia Teherán y Las Diosas del Vallenato, que grabó su primer álbum -el único con Teherán- con el acordeón de Maribel Cortina y fue lanzado en 1994.

Cuando Las Diosas del Vallenato, con el camino allanado por Las Musas, grababan el primero de sus álbumes -y el único con la voz de Patricia Teherán- en los estudios de Codiscos en Medellín. Allí coincidieron con una grabación que hacía el acordeonero, compositor y productor Omar Geles, rey vallenato 1989.

“Yo estaba grabando en la Sala A y Patricia estaba grabando en la sala B -recuerda Geles-. Entonces, ella me decía todos los días: Omar, por favor, deme una canción y yo le respondía que solo tenía canciones que eran de hombre para mujer”.

Geles había compuesto Tarde la conocí a una doctora de Valledupar. “Cuando estaba muchacho, me enamoré de la doctora -recuerda el autor-. Ella tenía su hogar y todo. No pasó nada, pero me inspiró para hacer la canción. Inicialmente se la di a Beto Zabaleta para que la grabara. Y estando en Medellín, me llamaron a avisarme que no la habían grabado. Y me dije: Ahora voy a coger esa canción, le cambio el sentido para que suene de una mujer para un hombre y me quito a Patricia pidiéndome una canción todos los días… Así lo hice, ella la grabó y mira lo que pasó”.

Lo que pasó fue un éxito rotundo de Las Diosas del Vallenato. El último año de vida de Patricia Teherán estuvo marcado por esta canción que encabezó el lanzamiento de su conjunto, de la mano del álbum Con aroma de mujer. También de esa producción fueron el éxito Todo daría por ti, de la autoría de Jorge Celedón, y una composición de la misma Teherán: Dueño de mi pasión.

El triángulo amoroso
Ese 94 fue quizás el año más exitoso musicalmente para la artista que a la par estaba embarazada de su único hijo -Yuri Alejandro Teherán Romero, más conocido como Alex Teherán-, fruto de una relación con Rodrigo Castillo, a quien en su canción más exitosa saluda como el “amigo de verdad verdad”.

Sin embargo, la relación con Castillo había terminado. Teherán estaba unida sentimentalmente a Víctor Sierra, que a la vez era su representante artístico. Pero Castillo, como un fantasma la seguía y aparecía en sus conciertos, incluso es conocido el episodio en el que Castillo se apareció en el bus de la agrupación con la intención de llevarse a la artista, algo impedido por Sierra.

La interferencia de Castillo iba minando la relación de Teherán con Sierra, según declaraciones del entonces jefe de prensa de Las Diosas, Billy Pertuz, en distintos medios, de tal manera que en vísperas del fatídico 19 de enero de 1995, la pareja apenas se había reconciliado después de una crisis en la que casi habían decidido separarse definitivamente.

El accidente
El mismo Pertuz ha dado cuenta con detalle del último día de la cantante. Pues la acompañaba a ella, a Sierra y al manager Tyron del Cristo, en el periplo final que tuvieron en Barranquilla.

En esa ciudad firmaron varios contratos para actuaciones en el Carnaval que se avecinaba y dieron algunas entrevistas, pararon en un restaurante donde la cantante disfrutó de una cazuela de mariscos, en medio de los autógrafos que les pedían los admiradores, y después partieron con rumbo a Cartagena en el mazda 626 azul, en el que sufrirían el fatal accidente.

El estallido de una llanta hizo perder el control del vehículo a Sierra, que era el conductor y que falleció en el lugar. Teherán alcanzó a decirle a Pertuz que estaba bien y no se preocupara por ella mientras la trasladaban a una clínica en Cartagena. Más adelante se sabría que sus últimas palabras fueron para pedir que cuidaran a su hijo, de apenas 4 meses, al que milagrosamente había dejado al cuidado de una de sus compañeras de conjunto musical.

Años después, su hijo haría parte del elenco de la serie de televisión que evocó la música de Teherán. El joven se había hecho conocido antes trabajando como DJ, con el nombre artístico de DJ Álex Teherán.

En diferentes entrevistas, Álex Teherán -registrado por los padres de Patricia como hijo suyo- ha manifestado que prácticamente no conocíó a su familia paterna, la de Rodrigo Castillo, durante su infancia (su padre también murió, asesinado en Medellín, pocos años después del fallecimiento de la cantante).

Siempre será una referencia
Casi medio siglo después de su partida, Patricia Teherán sigue siendo la cantante femenina más importante que ha tenido el vallenato sin duda. Su nombre volvió a cobrar vigencia con la emisión de la serie de Caracol que llevaba el título de Tarde lo conocí, entre septiembre de 2017 y febrero del 2018.

La serie televisiva coincidió con un despertar de las artistas mujeres que incursionaban en el vallenato tímidamente y casi sin ninguna esperanza de emular el camino exitoso de Teherán en el género.

Este movimiento se ha fortalecido en los últimos dos años con la fundación del Evafe, encuentro de vallenato femenino; la inclusión de una categoría femenina en el Festival Vallenato y la apertura del público hacia otras artistas que han empezado a tomar el acordeón por su cuenta. Incluso, el año pasado hubo una mujer, acordeonera y cantautora nominada al Grammy Latino.

De la mano con esto, los vallenatólogos y seguidores del género han empezado a recordar y revalorar el papel de mujeres que incursionaron en esta música buscando abrir caminos. Nombres como el de Rita Fernández, las acordeoneras que acompañaron a Teherán -Chela Ceballos y Maribel Cortina- empezaron a cobrar nueva importancia.

Ahora, en el aniversario de su natalicio, esas esperanzas toman nueva fuerza de la mano de otras mujeres que han empezado a hacerse visibles en el género musical y para las que Teherán siempre será una referencia.

LILIANA MARTÍNEZ POLO
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO
@Lilangmartin

Mas Noticias

Noticias

Hoy Cumpliría 50 Años Patricia Teherán, La Diosa Del Vallenato

Fuente: El Tiempo https://www.eltiempo.com | Fecha: 2019-06-10 | Visitas: 5026

Hoy Cumpliría 50 Años Patricia Teherán, La Diosa Del Vallenato

A Patricia Teherán (1969 - 1995) le bastó una carrera breve -de 1988 a 1995- para dejar una huella en el vallenato. Tanto que a 24 años de su fallecimiento, aún no ha despegado otra artista femenino que haya tenido su alcance y la relevancia nacional que tuvo la intérprete, con canciones como Tarde lo conocí, Me dejaste sin nada o Todo daría por ti.



Los comienzos en Las Musas
Teherán, nacida en Cartagena, cumpliría 50 años este 10 de junio. Y todavía hoy las canciones que grabó primero con Las Musas del Vallenato y luego con Las Diosas del Vallenato siguen sonando en las emisoras.

La voz de la cartagenera fue un hallazgo de la acordeonera santandereana Chela Ceballos. Ceballos venía a contracorriente, dedicándose a un ejercicio musical que parecía exclusivo de los hombres y de alguna osada, que por lo general no era bien valorada.

Descubrió en Teherán una voz para su proyecto, Las Musas del Vallenato. La misma Ceballos, fallecida hace pocos años, contaba que le enseñó a Teherán a pulir su voz.

Juntas grabaron tres álbumes que fueron poniendo a Teherán en el camino del estrellato del vallenato -en una época en que Diomedes Díaz y El Binomio de Oro todavía se disputaban el protagonismo en el género y el sonido romántico empezaba a impregnar el ala comercial de este folclor-.

Ellas eran el único grupo femenino vigente. Grabaron tres discos: Con alma de mujer (1990), Guerreras del amor (1991) y Explosivas y sexys (1993). Como dato curioso, solo una de las canciones presentes en estos álbumes era firmada por una mujer.

La historia de Tarde lo conocí

La separación entre Patricia y Chela se dio después del tercer disco. Parte de las integrantes del conjunto se fueron con Patricia para conformar Patricia Teherán y Las Diosas del Vallenato, que grabó su primer álbum -el único con Teherán- con el acordeón de Maribel Cortina y fue lanzado en 1994.

Cuando Las Diosas del Vallenato, con el camino allanado por Las Musas, grababan el primero de sus álbumes -y el único con la voz de Patricia Teherán- en los estudios de Codiscos en Medellín. Allí coincidieron con una grabación que hacía el acordeonero, compositor y productor Omar Geles, rey vallenato 1989.

“Yo estaba grabando en la Sala A y Patricia estaba grabando en la sala B -recuerda Geles-. Entonces, ella me decía todos los días: Omar, por favor, deme una canción y yo le respondía que solo tenía canciones que eran de hombre para mujer”.

Geles había compuesto Tarde la conocí a una doctora de Valledupar. “Cuando estaba muchacho, me enamoré de la doctora -recuerda el autor-. Ella tenía su hogar y todo. No pasó nada, pero me inspiró para hacer la canción. Inicialmente se la di a Beto Zabaleta para que la grabara. Y estando en Medellín, me llamaron a avisarme que no la habían grabado. Y me dije: Ahora voy a coger esa canción, le cambio el sentido para que suene de una mujer para un hombre y me quito a Patricia pidiéndome una canción todos los días… Así lo hice, ella la grabó y mira lo que pasó”.

Lo que pasó fue un éxito rotundo de Las Diosas del Vallenato. El último año de vida de Patricia Teherán estuvo marcado por esta canción que encabezó el lanzamiento de su conjunto, de la mano del álbum Con aroma de mujer. También de esa producción fueron el éxito Todo daría por ti, de la autoría de Jorge Celedón, y una composición de la misma Teherán: Dueño de mi pasión.

El triángulo amoroso
Ese 94 fue quizás el año más exitoso musicalmente para la artista que a la par estaba embarazada de su único hijo -Yuri Alejandro Teherán Romero, más conocido como Alex Teherán-, fruto de una relación con Rodrigo Castillo, a quien en su canción más exitosa saluda como el “amigo de verdad verdad”.

Sin embargo, la relación con Castillo había terminado. Teherán estaba unida sentimentalmente a Víctor Sierra, que a la vez era su representante artístico. Pero Castillo, como un fantasma la seguía y aparecía en sus conciertos, incluso es conocido el episodio en el que Castillo se apareció en el bus de la agrupación con la intención de llevarse a la artista, algo impedido por Sierra.

La interferencia de Castillo iba minando la relación de Teherán con Sierra, según declaraciones del entonces jefe de prensa de Las Diosas, Billy Pertuz, en distintos medios, de tal manera que en vísperas del fatídico 19 de enero de 1995, la pareja apenas se había reconciliado después de una crisis en la que casi habían decidido separarse definitivamente.

El accidente
El mismo Pertuz ha dado cuenta con detalle del último día de la cantante. Pues la acompañaba a ella, a Sierra y al manager Tyron del Cristo, en el periplo final que tuvieron en Barranquilla.

En esa ciudad firmaron varios contratos para actuaciones en el Carnaval que se avecinaba y dieron algunas entrevistas, pararon en un restaurante donde la cantante disfrutó de una cazuela de mariscos, en medio de los autógrafos que les pedían los admiradores, y después partieron con rumbo a Cartagena en el mazda 626 azul, en el que sufrirían el fatal accidente.

El estallido de una llanta hizo perder el control del vehículo a Sierra, que era el conductor y que falleció en el lugar. Teherán alcanzó a decirle a Pertuz que estaba bien y no se preocupara por ella mientras la trasladaban a una clínica en Cartagena. Más adelante se sabría que sus últimas palabras fueron para pedir que cuidaran a su hijo, de apenas 4 meses, al que milagrosamente había dejado al cuidado de una de sus compañeras de conjunto musical.

Años después, su hijo haría parte del elenco de la serie de televisión que evocó la música de Teherán. El joven se había hecho conocido antes trabajando como DJ, con el nombre artístico de DJ Álex Teherán.

En diferentes entrevistas, Álex Teherán -registrado por los padres de Patricia como hijo suyo- ha manifestado que prácticamente no conocíó a su familia paterna, la de Rodrigo Castillo, durante su infancia (su padre también murió, asesinado en Medellín, pocos años después del fallecimiento de la cantante).

Siempre será una referencia
Casi medio siglo después de su partida, Patricia Teherán sigue siendo la cantante femenina más importante que ha tenido el vallenato sin duda. Su nombre volvió a cobrar vigencia con la emisión de la serie de Caracol que llevaba el título de Tarde lo conocí, entre septiembre de 2017 y febrero del 2018.

La serie televisiva coincidió con un despertar de las artistas mujeres que incursionaban en el vallenato tímidamente y casi sin ninguna esperanza de emular el camino exitoso de Teherán en el género.

Este movimiento se ha fortalecido en los últimos dos años con la fundación del Evafe, encuentro de vallenato femenino; la inclusión de una categoría femenina en el Festival Vallenato y la apertura del público hacia otras artistas que han empezado a tomar el acordeón por su cuenta. Incluso, el año pasado hubo una mujer, acordeonera y cantautora nominada al Grammy Latino.

De la mano con esto, los vallenatólogos y seguidores del género han empezado a recordar y revalorar el papel de mujeres que incursionaron en esta música buscando abrir caminos. Nombres como el de Rita Fernández, las acordeoneras que acompañaron a Teherán -Chela Ceballos y Maribel Cortina- empezaron a cobrar nueva importancia.

Ahora, en el aniversario de su natalicio, esas esperanzas toman nueva fuerza de la mano de otras mujeres que han empezado a hacerse visibles en el género musical y para las que Teherán siempre será una referencia.

LILIANA MARTÍNEZ POLO
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO
@Lilangmartin

Mas Noticias

Noticias

Hoy Cumpliría 50 Años Patricia Teherán, La Diosa Del Vallenato

Fuente: El Tiempo https://www.eltiempo.com | Fecha: 2019-06-10 | Visitas: 5026

Hoy Cumpliría 50 Años Patricia Teherán, La Diosa Del Vallenato

A Patricia Teherán (1969 - 1995) le bastó una carrera breve -de 1988 a 1995- para dejar una huella en el vallenato. Tanto que a 24 años de su fallecimiento, aún no ha despegado otra artista femenino que haya tenido su alcance y la relevancia nacional que tuvo la intérprete, con canciones como Tarde lo conocí, Me dejaste sin nada o Todo daría por ti.



Los comienzos en Las Musas
Teherán, nacida en Cartagena, cumpliría 50 años este 10 de junio. Y todavía hoy las canciones que grabó primero con Las Musas del Vallenato y luego con Las Diosas del Vallenato siguen sonando en las emisoras.

La voz de la cartagenera fue un hallazgo de la acordeonera santandereana Chela Ceballos. Ceballos venía a contracorriente, dedicándose a un ejercicio musical que parecía exclusivo de los hombres y de alguna osada, que por lo general no era bien valorada.

Descubrió en Teherán una voz para su proyecto, Las Musas del Vallenato. La misma Ceballos, fallecida hace pocos años, contaba que le enseñó a Teherán a pulir su voz.

Juntas grabaron tres álbumes que fueron poniendo a Teherán en el camino del estrellato del vallenato -en una época en que Diomedes Díaz y El Binomio de Oro todavía se disputaban el protagonismo en el género y el sonido romántico empezaba a impregnar el ala comercial de este folclor-.

Ellas eran el único grupo femenino vigente. Grabaron tres discos: Con alma de mujer (1990), Guerreras del amor (1991) y Explosivas y sexys (1993). Como dato curioso, solo una de las canciones presentes en estos álbumes era firmada por una mujer.

La historia de Tarde lo conocí

La separación entre Patricia y Chela se dio después del tercer disco. Parte de las integrantes del conjunto se fueron con Patricia para conformar Patricia Teherán y Las Diosas del Vallenato, que grabó su primer álbum -el único con Teherán- con el acordeón de Maribel Cortina y fue lanzado en 1994.

Cuando Las Diosas del Vallenato, con el camino allanado por Las Musas, grababan el primero de sus álbumes -y el único con la voz de Patricia Teherán- en los estudios de Codiscos en Medellín. Allí coincidieron con una grabación que hacía el acordeonero, compositor y productor Omar Geles, rey vallenato 1989.

“Yo estaba grabando en la Sala A y Patricia estaba grabando en la sala B -recuerda Geles-. Entonces, ella me decía todos los días: Omar, por favor, deme una canción y yo le respondía que solo tenía canciones que eran de hombre para mujer”.

Geles había compuesto Tarde la conocí a una doctora de Valledupar. “Cuando estaba muchacho, me enamoré de la doctora -recuerda el autor-. Ella tenía su hogar y todo. No pasó nada, pero me inspiró para hacer la canción. Inicialmente se la di a Beto Zabaleta para que la grabara. Y estando en Medellín, me llamaron a avisarme que no la habían grabado. Y me dije: Ahora voy a coger esa canción, le cambio el sentido para que suene de una mujer para un hombre y me quito a Patricia pidiéndome una canción todos los días… Así lo hice, ella la grabó y mira lo que pasó”.

Lo que pasó fue un éxito rotundo de Las Diosas del Vallenato. El último año de vida de Patricia Teherán estuvo marcado por esta canción que encabezó el lanzamiento de su conjunto, de la mano del álbum Con aroma de mujer. También de esa producción fueron el éxito Todo daría por ti, de la autoría de Jorge Celedón, y una composición de la misma Teherán: Dueño de mi pasión.

El triángulo amoroso
Ese 94 fue quizás el año más exitoso musicalmente para la artista que a la par estaba embarazada de su único hijo -Yuri Alejandro Teherán Romero, más conocido como Alex Teherán-, fruto de una relación con Rodrigo Castillo, a quien en su canción más exitosa saluda como el “amigo de verdad verdad”.

Sin embargo, la relación con Castillo había terminado. Teherán estaba unida sentimentalmente a Víctor Sierra, que a la vez era su representante artístico. Pero Castillo, como un fantasma la seguía y aparecía en sus conciertos, incluso es conocido el episodio en el que Castillo se apareció en el bus de la agrupación con la intención de llevarse a la artista, algo impedido por Sierra.

La interferencia de Castillo iba minando la relación de Teherán con Sierra, según declaraciones del entonces jefe de prensa de Las Diosas, Billy Pertuz, en distintos medios, de tal manera que en vísperas del fatídico 19 de enero de 1995, la pareja apenas se había reconciliado después de una crisis en la que casi habían decidido separarse definitivamente.

El accidente
El mismo Pertuz ha dado cuenta con detalle del último día de la cantante. Pues la acompañaba a ella, a Sierra y al manager Tyron del Cristo, en el periplo final que tuvieron en Barranquilla.

En esa ciudad firmaron varios contratos para actuaciones en el Carnaval que se avecinaba y dieron algunas entrevistas, pararon en un restaurante donde la cantante disfrutó de una cazuela de mariscos, en medio de los autógrafos que les pedían los admiradores, y después partieron con rumbo a Cartagena en el mazda 626 azul, en el que sufrirían el fatal accidente.

El estallido de una llanta hizo perder el control del vehículo a Sierra, que era el conductor y que falleció en el lugar. Teherán alcanzó a decirle a Pertuz que estaba bien y no se preocupara por ella mientras la trasladaban a una clínica en Cartagena. Más adelante se sabría que sus últimas palabras fueron para pedir que cuidaran a su hijo, de apenas 4 meses, al que milagrosamente había dejado al cuidado de una de sus compañeras de conjunto musical.

Años después, su hijo haría parte del elenco de la serie de televisión que evocó la música de Teherán. El joven se había hecho conocido antes trabajando como DJ, con el nombre artístico de DJ Álex Teherán.

En diferentes entrevistas, Álex Teherán -registrado por los padres de Patricia como hijo suyo- ha manifestado que prácticamente no conocíó a su familia paterna, la de Rodrigo Castillo, durante su infancia (su padre también murió, asesinado en Medellín, pocos años después del fallecimiento de la cantante).

Siempre será una referencia
Casi medio siglo después de su partida, Patricia Teherán sigue siendo la cantante femenina más importante que ha tenido el vallenato sin duda. Su nombre volvió a cobrar vigencia con la emisión de la serie de Caracol que llevaba el título de Tarde lo conocí, entre septiembre de 2017 y febrero del 2018.

La serie televisiva coincidió con un despertar de las artistas mujeres que incursionaban en el vallenato tímidamente y casi sin ninguna esperanza de emular el camino exitoso de Teherán en el género.

Este movimiento se ha fortalecido en los últimos dos años con la fundación del Evafe, encuentro de vallenato femenino; la inclusión de una categoría femenina en el Festival Vallenato y la apertura del público hacia otras artistas que han empezado a tomar el acordeón por su cuenta. Incluso, el año pasado hubo una mujer, acordeonera y cantautora nominada al Grammy Latino.

De la mano con esto, los vallenatólogos y seguidores del género han empezado a recordar y revalorar el papel de mujeres que incursionaron en esta música buscando abrir caminos. Nombres como el de Rita Fernández, las acordeoneras que acompañaron a Teherán -Chela Ceballos y Maribel Cortina- empezaron a cobrar nueva importancia.

Ahora, en el aniversario de su natalicio, esas esperanzas toman nueva fuerza de la mano de otras mujeres que han empezado a hacerse visibles en el género musical y para las que Teherán siempre será una referencia.

LILIANA MARTÍNEZ POLO
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO
@Lilangmartin

Mas Noticias