Biografia de Curry Carrascal

Volver

Curry Carrascal

Fuente: Facebook | Visitas: 26381

Curry Carrascal

Nací un 7 de Enero del año 1.974 bajo el arrullo de acordeones y cantos en el pueblo donde nacen las canciones, Mi San Juan del Cesar del alma. Hijo del gran Lalo Carrascal Molina y la gran Cilia Carrascal Hernández, aunque llevan los mismos apellidos no tienen ningún parentesco cercano ni mucho menos un vínculo regional. Viví en San Juan toda mi infancia y parte de mi adolescencia, cursé primaria en el colegio Gabriela Mistral e hice hasta 9 grado en el colegio El Carmelo. Crecí bajo el encanto de poesías y cantilenas que flotaban todos los Diciembres y llegaban con la brisa de ese mes a la plaza de mi pueblo, ahí, en esa tarima se fortaleció mi universidad musical, allí conocí los mejores compositores líricos de nuestra música vallenata, escuchaba canciones de Roberto Calderón, Hernando Marín, Máximo Movil, Isaac Carrillo, Romualdo Brito, Iván Ovalle, Rafael Manjarrez, Aurelio Núñez, Marciano Martínez, Efrén Calderón, Nacho Urbina, Luis Egurrola, Fabián Corrales, Chiche Maestre, entre otros; esos fueron los que me motivaron para que me enamorara de la mejor profesión del mundo. A la edad de 13 años empecé a enamorarme, no fue una mujer si no una guitarra, ya a los 14 años salía escapado a dar mis primeras serenatas, y entonces fue así que había llegado el sentimiento de una mujer a mi corazón, junto con amigos del pueblo le cantábamos al amor. Con el dolor del alma tuve problemas de indisciplina y no pude seguir en el colegio El Carmelo y me fui a terminar mi bachillerato al colegio Gimnasio del Norte a la cuidad de Valledupar, allá escondido de mis padres comencé a saborear mis primeras parrandas y quedé impregnado por la música vallenata, conocí mucha gente y tengo el placer de tener muy buenos amigos. Me acuerdo de esa mañana nostálgica cuando me tocó despedirme de mis padres, de mi San Juan, de mi Valle, de mis amigos, mis costumbres y de mi novia de ocasión, me tocaba irme para Bogotá a comenzar mi carrera de ingeniería civil, esa nostalgia hizo que a la edad de 17 años compusiera mis primeras canciones, y muchos años después, siete palabras, canción que refleja ese guayabo por dejarlo todo. En ese mismo año para el mes de diciembre me atreví a llevar una de esas canciones al festival de mi pueblo en la categoría aficionado, ese era mi sueño, presentarme en la tarima hoy llamada Juancho Rois con una canción mía; el sueño se me había cumplido ”serenata en silencio” se posaba en los rincones del publico Sanjuanero, de no haber sido por una equivocación en la interpretación hubiera sido calificada dentro de los primeros puestos, pero me quedo la rasquiñita y al año siguiente ya mi corazón había sufrido mi primera tristeza y concurse con los “colores del dolor” con ella obtuve el segundo puesto y el reconocimiento con aplausos y comentarios del pueblo Sanjuanero, que honor y que trofeos. Dos años después me gano el festival en la categoría aficionado, para mi era como ganarse un mundial de futbol, pero solo era el comienzo y yo quería más y más. Recuerdo cuando conocí a Iván Ovalle en Bogotá, no me la creía, estar al lado de un grande de la composición, ese día nos emparrandamos y recibí otro trofeo más, Iván me reconocía y admiraba mi obra y me dijo que me iba a grabar mi primera canción, que emoción!! Aparecer en un CD con algo que había parido de mis entrañas y mi corazón, Ovalle me graba” la doncella” borracha obra, de la emoción no se cuantos días duré bebiéndome la canción. Otra persona que fue importante para mi fue el maestro Israel Romero, recuerdo esa parranda en un prestigioso hotel de Bucaramanga cuando conocí a Israel, allí recibí honores del pollo Isra y me felicito por mi canciones, me aconsejó mucho, y eso fue clave para seguir componiendo y darle mas valor a lo que hacía, allí en Bucaramanga me radique con mi familia y pude terminar mi carrera como ingeniero civil en la Universidad de Santander, en Búcara florecieron mis mejores canciones y maduró mucho mi proceso, me acuerdo como ayer cuando sorpresivamente recibí una llamada de Iván Villazón, la verdad no lo creía, pensaba que era un amigo jugándome una broma, pero en verdad si era Iván Villazón el cual me estaba pidiendo la segunda estrofa de una canción que le había puesto a escuchar mi gran amigo Abelardo de la Espriella, me dijo que quería grabar mi canción, a la cual titule “Un Nuevo Amor”, era mi segunda canción grabada y para sorpresa de todo mundo fue el éxito rotundo de ese CD y se prendieron las alarmas, la gente quería saber quien era el compositor de tan exitosa canción, la cual se convertiría en una de las mas escuchadas en toda la historia musical, se convirtió en canción de catalogo, todavía sigue sonando en las emisoras nacionales. La tercera me la grabó mi hermano Jose Luis Carrascal titulada “El reflejo de tu adiós”, en esa oportunidad cuando Jose estaba grabando en Valledupar en los estudios de Omar Geles, tuve la oportunidad de conocer a Omar, enseguida me pidió una canción y le cante “Me tiraste al mar”, de una me le hizo la pista y se convertiría en el segundo éxito a nivel nacional y mi primero a nivel internacional, me llegaron relaciones de sonadas de muchos países: Venezuela, México, Panamá, Ecuador, todos los países de centro América y colonias latinas de USA y Europa. Por mi amistad con Juancho de la Espriella, que siempre ha creído en mi como compositor y yo en él porque crecimos juntos en las buenas parrandas en Bogotá, tuve la oportunidad que me grabara Peter Manjarrez la canción “invidente”, Peter muy amigo mío porque compartimos salón de clases en 10 y 11 de bachillerato en el Gimnasio del Norte en Valledupar, también me grabaría Silvestre Dongond por motivación de Juan Mario, este se la llevó en sus comienzos a Silvestre y bajo el agrado y la aprobación de Silvestre fue grabada “Detalles y recuerdos”, vaya que detalle, en ese mismo año me grabó Fabián Corrales con Juan José granados “Si se cruzan los caminos”. Llega el 2004 y me gano el festival nacional de compositores, el festival más importante para un compositor lírico, ese festival me lo gano con “Mi pueblo yo” canción hecha para el pueblo Sanjuanero, siendo de los poquitos compositores que se ganaban las dos categorías; la aficionada y la profesional, vaya que premios!! para mi los festivales fueron mi universidad, también me gané el festival de Barrancabermeja con la canción “Amor de patria”, Barrancas, Guajira con la canción “Siete palabras”, un festival universitario a nivel nacional en la universidad del norte, el más importante a nivel universitario, y allí conocí a mi amigo Santiago Cruz. Para terminar me han grabado mas de 70 canciones, siendo Villazón el que mas me ha grabado, Jean Carlos Centeno con “Duele”, Nelson Velázquez con “Casualidad” siendo la canción con el record del video vallenato que más ha sonado a nivel nacional e internacional, hoy en día en youtube lo han visitado más de 10.000.000, cifra histórica. También me han grabado: Héctor Zuleta “No rogaré”, Los Chiches Vallenatos “Aquel encuentro”, Ferna Carrascal “Por mi indiferencia”, Los embajadores vallenatos “Dos caminos”, El mono Zabaleta “Murmullos de guitarra”, Ramiro y Joche “Dueña de su vida”, Jose Luis Carrascal “El reflejo de tu adiós” “No te culpo, fue mi culpa” “Por ti doy todo” “Te extrañaré”, Iván Villazón “A la espera de una rosa” “Tu amor y olvido”, Erick Escobar “Serás recordación”, Elder Díaz “Laberinto”, Víctor Solano “Nueve letricas” y más… Hoy gozo de mi primer trabajo musical al lado del maestro Richard Viloria, una persona que le debo mucho y lo quiero como a un hermano, un trabajo acústico y en cual recopilo mis grandes éxitos. La verdad que mi talento y este don se lo debo a Dios, ese es mi principal promotor y la máquina que me guió y me sigue guiando a seguir haciendo canciones, gracias Jehová Dios por todo lo que me has dado y seguirme permitiendo en cantarle a mi música vallenata que tanto amo con el alma, es y será siempre mi motor de vida. Enrique “CURRY” Carrascal

Biografia de Curry Carrascal

Fuente: Facebook | Visitas: 26381

Curry Carrascal

Nací un 7 de Enero del año 1.974 bajo el arrullo de acordeones y cantos en el pueblo donde nacen las canciones, Mi San Juan del Cesar del alma. Hijo del gran Lalo Carrascal Molina y la gran Cilia Carrascal Hernández, aunque llevan los mismos apellidos no tienen ningún parentesco cercano ni mucho menos un vínculo regional. Viví en San Juan toda mi infancia y parte de mi adolescencia, cursé primaria en el colegio Gabriela Mistral e hice hasta 9 grado en el colegio El Carmelo. Crecí bajo el encanto de poesías y cantilenas que flotaban todos los Diciembres y llegaban con la brisa de ese mes a la plaza de mi pueblo, ahí, en esa tarima se fortaleció mi universidad musical, allí conocí los mejores compositores líricos de nuestra música vallenata, escuchaba canciones de Roberto Calderón, Hernando Marín, Máximo Movil, Isaac Carrillo, Romualdo Brito, Iván Ovalle, Rafael Manjarrez, Aurelio Núñez, Marciano Martínez, Efrén Calderón, Nacho Urbina, Luis Egurrola, Fabián Corrales, Chiche Maestre, entre otros; esos fueron los que me motivaron para que me enamorara de la mejor profesión del mundo. A la edad de 13 años empecé a enamorarme, no fue una mujer si no una guitarra, ya a los 14 años salía escapado a dar mis primeras serenatas, y entonces fue así que había llegado el sentimiento de una mujer a mi corazón, junto con amigos del pueblo le cantábamos al amor. Con el dolor del alma tuve problemas de indisciplina y no pude seguir en el colegio El Carmelo y me fui a terminar mi bachillerato al colegio Gimnasio del Norte a la cuidad de Valledupar, allá escondido de mis padres comencé a saborear mis primeras parrandas y quedé impregnado por la música vallenata, conocí mucha gente y tengo el placer de tener muy buenos amigos. Me acuerdo de esa mañana nostálgica cuando me tocó despedirme de mis padres, de mi San Juan, de mi Valle, de mis amigos, mis costumbres y de mi novia de ocasión, me tocaba irme para Bogotá a comenzar mi carrera de ingeniería civil, esa nostalgia hizo que a la edad de 17 años compusiera mis primeras canciones, y muchos años después, siete palabras, canción que refleja ese guayabo por dejarlo todo. En ese mismo año para el mes de diciembre me atreví a llevar una de esas canciones al festival de mi pueblo en la categoría aficionado, ese era mi sueño, presentarme en la tarima hoy llamada Juancho Rois con una canción mía; el sueño se me había cumplido ”serenata en silencio” se posaba en los rincones del publico Sanjuanero, de no haber sido por una equivocación en la interpretación hubiera sido calificada dentro de los primeros puestos, pero me quedo la rasquiñita y al año siguiente ya mi corazón había sufrido mi primera tristeza y concurse con los “colores del dolor” con ella obtuve el segundo puesto y el reconocimiento con aplausos y comentarios del pueblo Sanjuanero, que honor y que trofeos. Dos años después me gano el festival en la categoría aficionado, para mi era como ganarse un mundial de futbol, pero solo era el comienzo y yo quería más y más. Recuerdo cuando conocí a Iván Ovalle en Bogotá, no me la creía, estar al lado de un grande de la composición, ese día nos emparrandamos y recibí otro trofeo más, Iván me reconocía y admiraba mi obra y me dijo que me iba a grabar mi primera canción, que emoción!! Aparecer en un CD con algo que había parido de mis entrañas y mi corazón, Ovalle me graba” la doncella” borracha obra, de la emoción no se cuantos días duré bebiéndome la canción. Otra persona que fue importante para mi fue el maestro Israel Romero, recuerdo esa parranda en un prestigioso hotel de Bucaramanga cuando conocí a Israel, allí recibí honores del pollo Isra y me felicito por mi canciones, me aconsejó mucho, y eso fue clave para seguir componiendo y darle mas valor a lo que hacía, allí en Bucaramanga me radique con mi familia y pude terminar mi carrera como ingeniero civil en la Universidad de Santander, en Búcara florecieron mis mejores canciones y maduró mucho mi proceso, me acuerdo como ayer cuando sorpresivamente recibí una llamada de Iván Villazón, la verdad no lo creía, pensaba que era un amigo jugándome una broma, pero en verdad si era Iván Villazón el cual me estaba pidiendo la segunda estrofa de una canción que le había puesto a escuchar mi gran amigo Abelardo de la Espriella, me dijo que quería grabar mi canción, a la cual titule “Un Nuevo Amor”, era mi segunda canción grabada y para sorpresa de todo mundo fue el éxito rotundo de ese CD y se prendieron las alarmas, la gente quería saber quien era el compositor de tan exitosa canción, la cual se convertiría en una de las mas escuchadas en toda la historia musical, se convirtió en canción de catalogo, todavía sigue sonando en las emisoras nacionales. La tercera me la grabó mi hermano Jose Luis Carrascal titulada “El reflejo de tu adiós”, en esa oportunidad cuando Jose estaba grabando en Valledupar en los estudios de Omar Geles, tuve la oportunidad de conocer a Omar, enseguida me pidió una canción y le cante “Me tiraste al mar”, de una me le hizo la pista y se convertiría en el segundo éxito a nivel nacional y mi primero a nivel internacional, me llegaron relaciones de sonadas de muchos países: Venezuela, México, Panamá, Ecuador, todos los países de centro América y colonias latinas de USA y Europa. Por mi amistad con Juancho de la Espriella, que siempre ha creído en mi como compositor y yo en él porque crecimos juntos en las buenas parrandas en Bogotá, tuve la oportunidad que me grabara Peter Manjarrez la canción “invidente”, Peter muy amigo mío porque compartimos salón de clases en 10 y 11 de bachillerato en el Gimnasio del Norte en Valledupar, también me grabaría Silvestre Dongond por motivación de Juan Mario, este se la llevó en sus comienzos a Silvestre y bajo el agrado y la aprobación de Silvestre fue grabada “Detalles y recuerdos”, vaya que detalle, en ese mismo año me grabó Fabián Corrales con Juan José granados “Si se cruzan los caminos”. Llega el 2004 y me gano el festival nacional de compositores, el festival más importante para un compositor lírico, ese festival me lo gano con “Mi pueblo yo” canción hecha para el pueblo Sanjuanero, siendo de los poquitos compositores que se ganaban las dos categorías; la aficionada y la profesional, vaya que premios!! para mi los festivales fueron mi universidad, también me gané el festival de Barrancabermeja con la canción “Amor de patria”, Barrancas, Guajira con la canción “Siete palabras”, un festival universitario a nivel nacional en la universidad del norte, el más importante a nivel universitario, y allí conocí a mi amigo Santiago Cruz. Para terminar me han grabado mas de 70 canciones, siendo Villazón el que mas me ha grabado, Jean Carlos Centeno con “Duele”, Nelson Velázquez con “Casualidad” siendo la canción con el record del video vallenato que más ha sonado a nivel nacional e internacional, hoy en día en youtube lo han visitado más de 10.000.000, cifra histórica. También me han grabado: Héctor Zuleta “No rogaré”, Los Chiches Vallenatos “Aquel encuentro”, Ferna Carrascal “Por mi indiferencia”, Los embajadores vallenatos “Dos caminos”, El mono Zabaleta “Murmullos de guitarra”, Ramiro y Joche “Dueña de su vida”, Jose Luis Carrascal “El reflejo de tu adiós” “No te culpo, fue mi culpa” “Por ti doy todo” “Te extrañaré”, Iván Villazón “A la espera de una rosa” “Tu amor y olvido”, Erick Escobar “Serás recordación”, Elder Díaz “Laberinto”, Víctor Solano “Nueve letricas” y más… Hoy gozo de mi primer trabajo musical al lado del maestro Richard Viloria, una persona que le debo mucho y lo quiero como a un hermano, un trabajo acústico y en cual recopilo mis grandes éxitos. La verdad que mi talento y este don se lo debo a Dios, ese es mi principal promotor y la máquina que me guió y me sigue guiando a seguir haciendo canciones, gracias Jehová Dios por todo lo que me has dado y seguirme permitiendo en cantarle a mi música vallenata que tanto amo con el alma, es y será siempre mi motor de vida. Enrique “CURRY” Carrascal

Biografia

Curry Carrascal

Fuente: Facebook | Visitas: 26381

Curry Carrascal

Nací un 7 de Enero del año 1.974 bajo el arrullo de acordeones y cantos en el pueblo donde nacen las canciones, Mi San Juan del Cesar del alma. Hijo del gran Lalo Carrascal Molina y la gran Cilia Carrascal Hernández, aunque llevan los mismos apellidos no tienen ningún parentesco cercano ni mucho menos un vínculo regional. Viví en San Juan toda mi infancia y parte de mi adolescencia, cursé primaria en el colegio Gabriela Mistral e hice hasta 9 grado en el colegio El Carmelo. Crecí bajo el encanto de poesías y cantilenas que flotaban todos los Diciembres y llegaban con la brisa de ese mes a la plaza de mi pueblo, ahí, en esa tarima se fortaleció mi universidad musical, allí conocí los mejores compositores líricos de nuestra música vallenata, escuchaba canciones de Roberto Calderón, Hernando Marín, Máximo Movil, Isaac Carrillo, Romualdo Brito, Iván Ovalle, Rafael Manjarrez, Aurelio Núñez, Marciano Martínez, Efrén Calderón, Nacho Urbina, Luis Egurrola, Fabián Corrales, Chiche Maestre, entre otros; esos fueron los que me motivaron para que me enamorara de la mejor profesión del mundo. A la edad de 13 años empecé a enamorarme, no fue una mujer si no una guitarra, ya a los 14 años salía escapado a dar mis primeras serenatas, y entonces fue así que había llegado el sentimiento de una mujer a mi corazón, junto con amigos del pueblo le cantábamos al amor. Con el dolor del alma tuve problemas de indisciplina y no pude seguir en el colegio El Carmelo y me fui a terminar mi bachillerato al colegio Gimnasio del Norte a la cuidad de Valledupar, allá escondido de mis padres comencé a saborear mis primeras parrandas y quedé impregnado por la música vallenata, conocí mucha gente y tengo el placer de tener muy buenos amigos. Me acuerdo de esa mañana nostálgica cuando me tocó despedirme de mis padres, de mi San Juan, de mi Valle, de mis amigos, mis costumbres y de mi novia de ocasión, me tocaba irme para Bogotá a comenzar mi carrera de ingeniería civil, esa nostalgia hizo que a la edad de 17 años compusiera mis primeras canciones, y muchos años después, siete palabras, canción que refleja ese guayabo por dejarlo todo. En ese mismo año para el mes de diciembre me atreví a llevar una de esas canciones al festival de mi pueblo en la categoría aficionado, ese era mi sueño, presentarme en la tarima hoy llamada Juancho Rois con una canción mía; el sueño se me había cumplido ”serenata en silencio” se posaba en los rincones del publico Sanjuanero, de no haber sido por una equivocación en la interpretación hubiera sido calificada dentro de los primeros puestos, pero me quedo la rasquiñita y al año siguiente ya mi corazón había sufrido mi primera tristeza y concurse con los “colores del dolor” con ella obtuve el segundo puesto y el reconocimiento con aplausos y comentarios del pueblo Sanjuanero, que honor y que trofeos. Dos años después me gano el festival en la categoría aficionado, para mi era como ganarse un mundial de futbol, pero solo era el comienzo y yo quería más y más. Recuerdo cuando conocí a Iván Ovalle en Bogotá, no me la creía, estar al lado de un grande de la composición, ese día nos emparrandamos y recibí otro trofeo más, Iván me reconocía y admiraba mi obra y me dijo que me iba a grabar mi primera canción, que emoción!! Aparecer en un CD con algo que había parido de mis entrañas y mi corazón, Ovalle me graba” la doncella” borracha obra, de la emoción no se cuantos días duré bebiéndome la canción. Otra persona que fue importante para mi fue el maestro Israel Romero, recuerdo esa parranda en un prestigioso hotel de Bucaramanga cuando conocí a Israel, allí recibí honores del pollo Isra y me felicito por mi canciones, me aconsejó mucho, y eso fue clave para seguir componiendo y darle mas valor a lo que hacía, allí en Bucaramanga me radique con mi familia y pude terminar mi carrera como ingeniero civil en la Universidad de Santander, en Búcara florecieron mis mejores canciones y maduró mucho mi proceso, me acuerdo como ayer cuando sorpresivamente recibí una llamada de Iván Villazón, la verdad no lo creía, pensaba que era un amigo jugándome una broma, pero en verdad si era Iván Villazón el cual me estaba pidiendo la segunda estrofa de una canción que le había puesto a escuchar mi gran amigo Abelardo de la Espriella, me dijo que quería grabar mi canción, a la cual titule “Un Nuevo Amor”, era mi segunda canción grabada y para sorpresa de todo mundo fue el éxito rotundo de ese CD y se prendieron las alarmas, la gente quería saber quien era el compositor de tan exitosa canción, la cual se convertiría en una de las mas escuchadas en toda la historia musical, se convirtió en canción de catalogo, todavía sigue sonando en las emisoras nacionales. La tercera me la grabó mi hermano Jose Luis Carrascal titulada “El reflejo de tu adiós”, en esa oportunidad cuando Jose estaba grabando en Valledupar en los estudios de Omar Geles, tuve la oportunidad de conocer a Omar, enseguida me pidió una canción y le cante “Me tiraste al mar”, de una me le hizo la pista y se convertiría en el segundo éxito a nivel nacional y mi primero a nivel internacional, me llegaron relaciones de sonadas de muchos países: Venezuela, México, Panamá, Ecuador, todos los países de centro América y colonias latinas de USA y Europa. Por mi amistad con Juancho de la Espriella, que siempre ha creído en mi como compositor y yo en él porque crecimos juntos en las buenas parrandas en Bogotá, tuve la oportunidad que me grabara Peter Manjarrez la canción “invidente”, Peter muy amigo mío porque compartimos salón de clases en 10 y 11 de bachillerato en el Gimnasio del Norte en Valledupar, también me grabaría Silvestre Dongond por motivación de Juan Mario, este se la llevó en sus comienzos a Silvestre y bajo el agrado y la aprobación de Silvestre fue grabada “Detalles y recuerdos”, vaya que detalle, en ese mismo año me grabó Fabián Corrales con Juan José granados “Si se cruzan los caminos”. Llega el 2004 y me gano el festival nacional de compositores, el festival más importante para un compositor lírico, ese festival me lo gano con “Mi pueblo yo” canción hecha para el pueblo Sanjuanero, siendo de los poquitos compositores que se ganaban las dos categorías; la aficionada y la profesional, vaya que premios!! para mi los festivales fueron mi universidad, también me gané el festival de Barrancabermeja con la canción “Amor de patria”, Barrancas, Guajira con la canción “Siete palabras”, un festival universitario a nivel nacional en la universidad del norte, el más importante a nivel universitario, y allí conocí a mi amigo Santiago Cruz. Para terminar me han grabado mas de 70 canciones, siendo Villazón el que mas me ha grabado, Jean Carlos Centeno con “Duele”, Nelson Velázquez con “Casualidad” siendo la canción con el record del video vallenato que más ha sonado a nivel nacional e internacional, hoy en día en youtube lo han visitado más de 10.000.000, cifra histórica. También me han grabado: Héctor Zuleta “No rogaré”, Los Chiches Vallenatos “Aquel encuentro”, Ferna Carrascal “Por mi indiferencia”, Los embajadores vallenatos “Dos caminos”, El mono Zabaleta “Murmullos de guitarra”, Ramiro y Joche “Dueña de su vida”, Jose Luis Carrascal “El reflejo de tu adiós” “No te culpo, fue mi culpa” “Por ti doy todo” “Te extrañaré”, Iván Villazón “A la espera de una rosa” “Tu amor y olvido”, Erick Escobar “Serás recordación”, Elder Díaz “Laberinto”, Víctor Solano “Nueve letricas” y más… Hoy gozo de mi primer trabajo musical al lado del maestro Richard Viloria, una persona que le debo mucho y lo quiero como a un hermano, un trabajo acústico y en cual recopilo mis grandes éxitos. La verdad que mi talento y este don se lo debo a Dios, ese es mi principal promotor y la máquina que me guió y me sigue guiando a seguir haciendo canciones, gracias Jehová Dios por todo lo que me has dado y seguirme permitiendo en cantarle a mi música vallenata que tanto amo con el alma, es y será siempre mi motor de vida. Enrique “CURRY” Carrascal